Buzón Diseño de información

Dispositivo que activa un espacio de preguntas y respuestas para los alumnos de educación básica. A través de este medio se recolectó información sobre la motivación intrínseca de los niños en la escuela, donde se confirmó la influencia de la familia como actor socializador en la vida de los estudiantes, afectando la motivación intrínseca de los escolares con respecto a su rendimiento académico. La relación con sus sus padres, origina un respeto unilateral que le enseña al estudiante desde infante a obedecer al adulto, pues es quien tiene el conocimiento y experiencia de la vida posterior. A través de este hecho surge el primer tipo de control lógico y moral al que se somete un niño, que se derivará en obedecer a la regla en sí misma. Este respeto y obediencia hacia los padres a veces altera el entendimiento de procesos como el educativo. Si una sociedad basa la educación de los niños en la obediencia como el valor supremo, entonces lo que se está promoviendo es un niño que no va a entrar a valorar la norma. Lo han impuesto, lo han dicho, y lo tiene que cumplir. Este tipo de educación produce una moral heterónoma, es decir, una moral de hacer las cosas correctas solo cuando vigilan al infante, motivados por lo que la regla dicta. No produce la interiorización de valores y de normas, y con ello, no incentiva la motivación intrínseca del proceso educativo.

El diseño de la actividad se basa en otorgarle el buzón a un encargado del curso, que será el responsable de cuidar el objeto y recolectar las respuestas de sus compañeros. El diseño del dispositivo tiene un aspecto humanizado, a través de un rostro, para generar mayor empatía y cercanía con los niños, quienes por lo general le ponen nombre o tratan como mascota del curso. Además, el objeto entrega y recepciona las preguntas en su mismo soporte.

Instalado durante dos jornadas escolares en un quinto año básico, en el colegio particular SS.CC. Alameda – Proyecto independiente


Volver
→ camilarmr.com